sábado, 1 de octubre de 2022

Litto Nebbia canta Los Gatos

 El carismático artista  recreó el primer disco de la banda que formó en 1966.



Litto Nebbia canta el primer álbum de Los Gatos
Café Berlín
Avenida San Martín
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Argentina
Jueves 29 de septiembre de 2022

Nacido en 1948 en la ciudad de Rosario, Litto Nebbia es una leyenda viviente del rock argentino. A sus quince años de edad se integró a la banda "The Wild Cats", renombrada posteriormente por su traducción al castellano, "Los Gatos Salvajes". Su primera formación (1963) incluyó a Ciro Fogliatta en teclados, Rubén Rojas en voz, Juan Carlos Pueblas en guitarra, Ricardo Bellini en batería y Guillermo Romero en bajo. Un año después Nebbia reemplazó a Rojas y Eduardo Romero sustituyó a su hermano Guillermo. En 1965 participaron en el primer concurso de rock organizado por el Club Gimnasia y Esgrima de Rosario y participaron del programa "Escala Musical" en el Canal 13 de la televisión porteña. En 1966 grabaron uno de los primeros discos de rock con mayoría de temas en castellano para el sello Music Hall: "Los Gatos Salvajes". Tras una exitosa presentación en Paraguay, el conjunto se disolvió a principios de 1967. Inmediatamente Nebbia y Fogliatta formaron el grupo Los Gatos, junto a Oscar Moro, Kay Galiffi y Alfredo Toth. En junio de ese año el grupo grabó un simple con las canciones La balsa (compuesta por Nebbia a partir de unos primeros versos de Tanguito) y Ayer nomás, de Moris y Pipo Lernoud. El éxito masivo de este material se completó con el álbum que apareció pocos meses después.

Con cinco discos editados entre 1967 y 1970, Los Gatos se disolvió y Litto Nebbia comenzó una interesante carrera solista. Antes de la ruptura había grabado un disco con su nombre y participado en la película "El extraño de pelo largo" (1969). En 1971 se acercó a las sonoridades del jazz con su grupo Nebbia's Band. También fue uno de los precursores en romper fronteras entre el rock y el folklore, presentándose en festivales y grabando con el prestigioso percusionista Domingo Cura.  Durante esta década grabó varios álbumes orientados hacia el rock progresivo. Tras el golpe de Estado de 1976, Nebbia--al igual que muchísimos artistas--comenzó a sufrir prohibiciones y persecuciones y en 1978, tras el Mundial de Fútbol, se radicó en México, donde fundó el sello Melopea y compuso algunas de sus canciones más famosas como Sólo se trata de vivir


El repertorio de esta noche fue muy generoso, pasando por un amplio repertorio solista de todas las épocas, incluyendo canciones nuevas, más la anunciada recreación del primer trabajo de Los Gatos. El primer tema que pudimos disfrutar es un estreno: Cuando llueve por Pichincha, con letra de Adrián Abonizio y música de Nebbia. La canción, incluida en el flamante CD conjunto "La Suite Rosarina", está dedicada al Barrio Pichincha de esa ciudad litoraleña en otra época y contexto:

En la lluvia hay un dragón 
que anda golpeando los vidrios.
Polaquita rubia y muda
silbas un tango perdido.
Llueve en el patio de lajas,
la francesita bosteza.
Hoy habrá menos clientes
por miedo a la gripe terca.
..........................................

"Un bolerito viejo", tal como lo definiera el propio músico, es Canción para esa mujer, grabada en 1988 en el disco "Buscando en el bolsillo del alma". Se trata de un interesante testimonio del artista, incansable buscador de diferentes ritmos que compongan su repertorio. Quién es quién para cada quien, escrita en 1974 y grabada en 2020, se acopla perfectamente a este estilo reposadamente lírico e intimista. 
La muy conocida Zamba del laurel, de Armando Tejada Gómez y Gustavo "Cuchi" Leguizamón es una linda sorpresa: Nebbia la recrea muy a su estilo y a la vez sin perder la esencia de la obra original.



De la nada lo mejor, el tema que cierra el disco "Litto Nebbia en Brasil aquí y ahora..." (1985) incluye inspirados pasajes instrumentales, mientras que El otro cambio (los que se fueron) profundiza el pensamiento filosófico del artista sobre el inexorable paso del tiempo. Ha sido incluido en el excelente álbum "Muerte en la Catedral", de 1973. 

A continuación llegó la parte del concierto dedicada a "Los Gatos", el primer disco del grupo homónimo. Litto nos comentó que realizaría el repaso del disco desde el último tema hacia el primero para, de esa manera, dejar al éxito La balsa como cierre de este segmento. Qué piensas de mí, un aire de bossa nova, forma parte de la indagación por ofrecer variedad y riqueza estilística en el disco, un criterio que el músico ha empleado acertadamente desde aquellos tempranos días. El rey lloró es una de las composiciones más populares de Litto, difundida a través de su propia voz y la de otros artistas:

Recuerdo una vez
en un viejo país
un rey a un noble campesino
le habló.

Le dijo "te ofrezco
lujos y placeres
si tú me enseñas
a ser feliz".

El humilde hombre
le dijo: "no puedo,
no puedo enseñarte
yo a vivir feliz;
tú con tu dinero,
lujos y placeres
jamás ya podrás vivir feliz".

El rey lloró
y le contó su dolor.


Mi ciudad es una animada canción muy bien recreada en el piano y la voz de Litto y muy festejada por la audiencia. Le sigue otro clásico de Los Gatos: Ayer nomás, compuesta por Moris (Mauricio Birabent) y Alberto "Pipo" Lernoud, que hemos registrado en formato audiovisual:

Video: Ayer nomás

El clima melancólico sigue presente en el bolerito Me harás pensar en el amor, muy a tono con las tendencias musicales de aquella época y a su vez de esencia imperecedera. El optimismo adolescente ha quedado plasmado en los versos de El vagabundo, con el particular sello musical del cantautor rosarino. Pasamos al último tema del lado A del vinilo a través de Ríete, que conjuga elementos de bolero y de rock en interesante amalgama lírico-musical.



Una romántica canción, de animado ritmo a pesar de su nostálgica letra, es Un día de otoño. A continuación, Litto cambió los teclados por una guitarra acústica para compartir con el público el resto de los temas de Los Gatos. El primero que interpretó con este cálido instrumento ha sido nada menos que Madre, escúchame, que evoca su venida a Buenos Aires para intentar triunfar en el mundo artístico. Parte de su letra dice:

Madre, escúchame:
en cualquier momento
tú sabes que a tus brazos volveré.

Ya no importa cómo ni cuándo
si al lugar que yo vaya rodando,
madre, de ti me acordaré.

Ella me miró
y me dijo así:

Hijo, eres igual que las olas:
me besas y te vas.

El siguiente tema retoma la temática del amor y el desamor a través de estos versos:

Si prometió que te iba a amar
se olvidó y se marchó.
Por eso no, no vayas a llorar.
Yo sé muy bien que encontrarás
el que te hará feliz
y olvidarás lo que pasó con él.

Se trata del inicio de Lo olvidarás, canción-bolero con la que se han identificado muchos jóvenes seguidores del grupo. Ya no quiero soñar recupera las inquietudes propias de la edad adolescente en interesante melodía.  Finalmente llega La balsa, compuesta parcialmente por el mítico Tanguito (José Alberto Iglesias, 1945 -1972) en el baño del bar "La Perla del Once" y terminada por Litto Nebbia, quien le imprimió cierto aire de bossa nova. La versión en guitarra suena juvenil y vibrante, plena de musicalidad. 



A la emotiva recreación del primer disco de Los Gatos se suman algunas canciones más, con la enorme energía de Litto. La primera de este tramo final es Nunca encontré una casa como la que hay en mí, del CD homónimo publicado por Discos Melopea en 2021. Una bella manera de llegar a otras almas a través de inspiradas letra y música. Memento mori (Recuerda que has de morir) tiene letra de Mirtha Defilpo (1944 - 2011), poeta, música y letrista. Mirtha fue pareja de Litto y aportó esta hermosa composición para el disco "Melopea", de 1974:

Enredándome en las fugas y su largo cautiverio:
va la muerte en el bolsillo, anticipando recuerdos...
Torvo maestro de baile que será mi carcelero
clausurando con su llave la cerradura del pecho...
¡Muerte de rostro temprano,
destraba mi soledad!
¡Canto de cisne en la bruma
rompiente de la orfandad!
..................................................................................

Un hombre, un amanecer fue escrita por Litto en su exilio mexicano, inspirada en la figura de su colega Rubén Rada, con quien la grabó en 1990. El disco que la incluye se titula "Las aventuras de Rubén Rada & Litto Nebbia". 

Volaron al viento un montón de cenizas
y no sé si fue el viento o fui yo quien sopló.
Sucede que a veces es fuerte el pasado
y acude al camino al que quieres cruzar.

Por eso ves...
siempre hay un nuevo amanecer
frente a ti aunque no lo ves.
Algo nos espera en el final.
..................................................................


Quienes deseen asistir a una nueva función de este recital tendrán oportunidad de hacerlo el viernes 4 de noviembre adquiriendo sus entradas a través de Live Pass.

Agradecimiento especial a Litto Nebbia Página Oficial.

sábado, 13 de agosto de 2022

Ignacio Copani se presentará en Rosario y Buenos Aires

 El popular cantautor reanuda el contacto con su público a través de dos funciones donde repasa sus temas clásicos y aporta nuevas composiciones.


Nacido en 1959 en Buenos Aires, Ignacio Copani es un conocido cantautor argentino. Activo militante popular, ha incluido desde sus primeros discos canciones testimoniales como Puede verme y Te pusiste a pensar. En sus recitales se puede disfrutar de una amplia gama de ritmos (tango, balada, rock) a través de canciones propias y versiones de grandes artistas de todos los tiempos. Con buenos recursos vocales y un eficaz acompañamiento de guitarra, Copani entretiene y deleita con un espectáculo que invita a reflexionar sobre estos tiempos y recordar los hechos culturales de nuestro pasado reciente.

"Ignacio Copani...de vuelta"
Sábado 20 de agosto
21:00 horas
Centro Cultural Atlas
Mitre 345, Rosario (SF)
Info y reservas por whatssapp al 341 354 1072


Ignacio Copani en Buenos Aires
Por entradas agotadas NUEVA FUNCIÓN
Jueves 8 de septiembre
21:00 horas
Teatro La Máscara
Piedras 736, C.A.B.A.
Entradas:
Tel. 4307-0566

domingo, 7 de agosto de 2022

Artistas plásticas exponen en el Espacio Cultural del Sur

 La muestra, curada por Alejandro Gabriel Fernández, devela el talento de tres importantes artistas.


Muestra de las artistas plásticas

Claudia Santos, Susana Clavet y Paula Buonamico

Espacio Cultural del Sur

Avenida Caseros 1750

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Argentina

Fecha inaugural:

Sábado 6 de agosto de 2022


El Espacio Cultural del Sur funciona en un caserón construido a fines del siglo XVIII que sirvió como administración del Matadero del Sur. Hacia finales de los años 80 del siglo pasado,  la Secretaría de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires recuperó el histórico predio, generando un espacio "para que la comunidad se encuentre con su cultura y participe de la misma, a través de los eventos organizados en el Espacio Cultural y de los Talleres Artísticos Gratuitos que funcionan el el mismo", tal como reza en el sitio oficial del GCBA.

Curada por Alejandro Gabriel Fernández, licenciado en Artes Visuales en la IUNA, la muestra que acaba de inaugurarse nos permite apreciar la sensibilidad de tres artistas plásticas. En la Sala 1, Paula Bounamico nos propone, a través de sus esculturas, adentrarnos al mundo deportivo. Su trabajo se titula "Mujer en el fútbol - El juego de la mujer" y así lo introduce la propia artista: "El juego en la mujer y la mujer que ya no es una niña para jugar, logra hacerlo cada vez más como deporte recreativo, hecho que se rescata actualmente. En la antigua China--de donde, según testimonios gráficos, proviene este juego llamado Caju--lo jugaban las mujeres, así como en América las chicas hacían boxeo y montañismo como diversión.  Hoy las expresiones vinculadas a la intersección entre la mujer y el fútbol son variadas y se han multiplicado de la mano de la lucha feminista por ganar espacios que antes sólo se permitían (a) los hombres. Sin pretensión de ser un referente, esta muestra habla de mí y de tantísimas mujeres apasionadas por el fútbol. Aquí la mirada sobre este fenómeno actual se desenvuelve poética y femenina".

Alejandro Fernández y Paula Buonamico


A continuación, Pamela Vázquez lee tres poesías vinculadas a sendas esculturas de Paula. La primera, inspirada en "Gol", se titula Poesía de a dos:

En paisaje de color neutro
aún las miradas hallaron
otra dentro
y la esfera revirtió
                                    la luz.

Nunca selló la palabra olvidada.
Verde y naranja se hicieron
testigos del encuentro.

De a dos trazaron el rumbo al destino.
Paisajes sonoros y tierras lejanas
vertieron caudalosos ríos
                                                de arena.

El dibujo poesía creció
una vuelta rasante y seguro,
multiplicó miradas
y seres maestros
                                 aguardan.

(Claudia C. Martínez - http://http://clauz.blogspot.com/)

Pamela Vázquez

El segundo poema se titula Dócil:

Dócil. Grácil. Etérea. Así se mueve. Nadie la ve, o acaso nadie puede dejar de verla. ¿Dónde está? "Acá"--grita--y recibe la pelota. La pisa y la mueve hacia adelante firme, decidida se la lleva. En ese instante ve a su compañera, que se adelanta; hay un puente, un hilo invisible entre una y la otra y lanza. La pelota alcanza el hueco que se abre ahora delante, el lugar preciso, precioso, donde la busca con sus pies, con la ilusión de que la distancia que la separa del arco se selle con un grito de gol.

(Marina Alejandra Bonfiglio, 2022)



Cierra el tríptico poemario la obra Sueño con ser violenta:

Sueño con ser violenta.
Que otres sueñen
ser hermoses,
a mí dejame
moler a golpes.

Una vez soñé
que era la mujer
más fuerte del mundo.
Andaba hasta con miedo
de mí.
Otras veces soñé
que volaba
cada vez mejor y más alto.
Me mostraba esta capacidad
ante una yo incrédula.
Superé el escepticismo anidado
hasta en el sueño.

Volar es algo que logré
a pesar de mí misma.
Con vértigo no supe
hasta dónde podía.
Inquietudes así
parece haber siempre,
pero con tales poderes
es otra cosa.
En sueños viví
esa incertidumbre:
hasta dónde podía
mi fuerza,
mi vuelo.
Casi el exacto reverso
de mi vida despierta.

Otres sueñan
ser hermoses,
a mi dejame
matar a golpes.

(Pamela Gimena Vázquez, 2022


La parte final de esta presentación está protagonizada por la ductilidad de la actriz Marta y el músico Gustavo García, quien acompaña la performance con suaves toques percutivos.

Marta

Gustavo García


En la Sala 2, Claudia Santos expone sus cuadros. Según la tarjeta de presentación "Claudia es una artista figurativa y muy expresiva. Sus obras miran más allá de la imagen, más allá de la materia, nos toca nuestra misma esencia". Así lo podemos comprobar a través de los retratos humanos y las representaciones de paisajes, plenos de luz y color. 

Claudia Santos junto a un invitado. Detrás, algunas de sus obras.



Susana Clavet también está presente en el Espacio Cultural del Sur, con su muestra "Quisiera". "Clavet nos presenta en esta oportunidad, a través de sus obras paisajísticas, distintos caminos transitados. Momentos que pueden limitar con una nostalgia entrañable y climas capturados fuera de nuestra selva material, sin las luces de la ciudad". La artista departe con los numerosos invitados en la noche inaugural. Quienes estén interesados en adquirir alguna de sus obras pueden contactarse al correo electrónico susanaclavet@hotmail.com

Susana Clavet


Los horarios de la Galería son los siguientes: martes y jueves de 12 a 19 horas; viernes y sábados de 12 a 21 horas y domingos de 12 a 19 horas, con  entrada libre y gratuita.

Espacio Cultural del Sur: Avenida Caseros 1750, Barracas, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Teléfono (+54-11) 4305 -6653.

Agradecemos la colaboración de las artistas en la realización de esta nota.

domingo, 26 de junio de 2022

Dúo Tozzola - Cacoliris: fusión y emoción

 Activo desde 2019, el dúo conformado por Matías Tozzola y Horacio Cacoliris aborda el repertorio popular argentino renovándolo con su estética particular.


Dúo Tozzola - Cacoliris presenta "Norteñas"
Café Vinilo
Estados Unidos 2483,
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Argentina
Sábado 25 de junio de 2022

Matías Tozzola nació en Buenos Aires. Es un músico y productor versátil y multidisciplinario, graduado en el Conservatorio Superior de Música "Manuel de Falla". Ha formado parte de Kvitko Trío (tango), Peina Catú (canciones de raíz folklórica) y del Ensamble de Guitarras del Conservatorio Manuel de Falla (música académica contemporánea). En 2017 dio a conocer su primer álbum para guitarra solista titulado "Autorretrato".

Matías Tozzola


Horacio Cacoliris nació en Buenos Aires en 1980. Estudió batería con Horacio Gianello y con su padre, Jorge Cacoliris. Su conexión con el jazz es familiar: desde pequeño se volvió un apasionado de ese género. En 2013 grabó el disco "Bosphorus" junto al guitarrista turco Serkan Yılmaz.

Horacio Cacoliris

El dúo nació a fines del año 2019 con el objetivo de abordar un repertorio de música argentina reversionando las obras de grandes referentes como Gustavo "Cuchi" Leguizamón, el dúo Eduardo Falú - Jaime Dávalos, Atahualpa Yupanqui, Ariel Ramírez y Raúl Carnota, entre otros, con una estética personal y novedosa, haciendo convivir ese repertorio con composiciones propias centradas en las  músicas de diferentes regiones de nuestro país. Ya está disponible en plataformas digitales el EP "Norteñas", que incluye sus particulares versiones de la cueca La arenosa, el huayno Sólo luz y dos versiones diferentes de la Vidala del nombrador. Todas estas obras, además de otras composiciones folklóricas, forman parte del repertorio que han presentado en vivo esta noche.



La sala que acoge al dúo es Café Vinilo, espacio independiente creado por los productores Teresa Rodríguez y Eduardo Minsch. Funcionó durante doce años en la calle Gorriti, en el barrio de Palermo, y debió cerrar durante la pandemia de covid-19. La reapertura se realizó en una nueva sede en el barrio de San Cristóbal. Si bien la antigua estructura (una casa construida en 1913) le confiere cierto encanto también es cierto que la sala es bastante pequeña y que la sección del café - restaurante aun no es muy atractiva estéticamente. Más allá de estos datos, nos centraremos en el recital del dúo. 



El primer tema que hemos podido disfrutar es Sólo luz, huayno del recordado cantautor Raúl Carnota (1947 - 2014), referente del nuevo repertorio de raíz folklórica argentina. Bombo, platillos y conga, además de percusiones menores como chajchas, forman parte del rico despliegue del percusionista Horacio Cacoliris, quien entabla un fecundo diálogo con la guitarra. También han estado presentes en el recital importantes figuras de nuestra historia musical como Oscar Alem (1941 - 2017), pianista, contrabajista y compositor que formó parte de grandes orquestas de jazz y de tango antes de abordar el repertorio de raíz folklórica. De su variada obra el dúo ha seleccionado el triunfo El viento viene del sur, vertido con talento y sensibilidad por ambos músicos. 

El tango también se ha hecho presente, y nada menos que con La mariposa, del bandoneonista Pedro Maffia. Originalmente instrumental, fue estrenado por la orquesta de Francisco Canaro en 1921. Posteriormente, Maffia encargó la letra a Celedonio Flores y así quedó constituida su versión más célebre, grabada por Carlos Gardel, Ángel Vargas, Edmundo Rivero y Virginia Luque, entre muchos otros intérpretes. En este registro audiovisual podemos apreciar la labor de Horacio Cacoliris y Matías Tozzola:

Video: La mariposa


Inspirado en las composiciones de Atahualpa Yupanqui (1908 - 1992), Matías creó un estilo pampeano al que tituló Por las huellas del abuelo, melodía de gran interés traducida en un rico desarrollo musical para guitarra y percusiones. 

La segunda parte del concierto es muy especial, ya que cuenta con la participación especial de la cantautora Florencia Dávalos, hija menor del poeta Jaime Dávalos. Formada en diversas disciplinas, desde 2005 Florencia incursionó en la música de raíz folklórica. En 2012 publicó su primer disco solista titulado "Memoria de la semilla", que cuenta con la participación de grandes artistas. 

Florencia Dávalos

El arte de Florencia queda evidenciado en una preciosa obra propia, la Vidala de la libertad, acompañándose en el canto con su cajita coplera:

Video: Vidala de la libertad

Tozzola y Cacoliris acompañan a la artista a través de arreglos más "convencionales" y aun así muestran su sentimiento más creativo en algunos pasajes instrumentales de especial interés.

La siguiente canción ha estado precedida por el poema de Jaime Dávalos Temor del sábado, leído con especial ternura por Florencia:

El patrón tiene miedo que se machen
con vino los mineros.
Él sabe que les entra como un chorro
de gritos en el cuerpo,

que enroscado en las cuevas de la sangre
los hallará el silencio,
el oscuro silencio de la piedra
que come sombra, socavón adentro,

qué volverá morado,
con bagualas del fondo de los huesos
su voz, golpeando dura como un puño
en el tambor del pecho.

Con pupilas abiertas como tajos
le pedirán aumento
mientras quiebren, girando entre las manos,
el ala del sombrero

y los ojos , de polvo y pena tristes
les caigan como manchas sobre el suelo.
Hay que esconder el vino entre cerrojos,
el vino pendenciero.

Hay que esconder el vino como un crimen,
el vino pedigüeño.
Que ni una gota más caiga en la boca
sedienta del minero,

donde el grito se tapa con la coca
y con alcohol la sed de amor y besos.
Hay que esconder la primavera en sangre
del vino que descubre los secretos.

El patrón ha mandado que lo guarden
y se ha vuelto vinagre en el encierro,
de noche tiene vómitos y duendes
de luna que se bañan en su cuerpo.

Los ojos del patrón lo custodiaban
por arriba del sueño,
los ojos del patrón tienen dos ángeles
desvelados de miedo. 

Así, bajo este manto poético llega la Zamba de los mineros, con letra de Jaime Dávalos y música de Gustavo "Cuchi" Leguizamón, en la voz de Florencia y el acompañamiento instrumental de Horacio y Matías. 



El próximo segmento continúa con la presencia del músico y poeta nacido en 1921 en Salta y fallecido a los 60 años en Buenos Aires. La música de ambas composiciones pertenece a otro aclamado artista salteño: el cantor y guitarrista Eduardo Falú (1923 - 2013). Sirviñaco es un célebre bailecito grabado por Jaime Torres, Chany Suárez, Mariana Carrizo y el grupo chileno Inti-Illimani. Su nombre procede de la voz quechua sirwiñacu (o serviñakuy) y hace referencia al concepto de la "convivencia marital que una pareja, por tradición ancestral y con permiso de sus familiares, lleva a cabo durante un período de prueba antes de contraer matrimonio". [1]. Así lo expresan Falú y Dávalos:

Video: Sirviñaco

Según han comentado Horacio y Matías, a la Vidala del nombrador, de los citados compositores, la improvisan en cada ocasión de manera distinta. En el EP virtual que puede escucharse en plataformas digitales se han incluido dos versiones del mismo tema según el gusto de cada músico. 



Como bis, el dúo nos ofrece su peculiar y atractiva versión de la cueca La arenosa (Manuel José Castilla y Gustavo Leguizamón), que por su interesante expresividad ha sido llevada incluso a otros ritmos como el jazz con notable resultadlo. Compartimos con nuestros lectores el gran cierre del recital a través de este registro.

Video: La arenosa

Fuente informativa:
[1] http://es.wiktionary,org/wiki/sirvinacu

Agradecimiento especial a Horacio Cacoliris y Matías Tozzola.